La realidad del CoVid-19

La familia coronavirus se describe por primera vez en la década de los 60, siendo su reservorio diferentes especies de animales salvajes y desde hace algunos años de forma esporádica infectan al ser humano.

En los últimos años han aparecido brotes epidémicos como el denominado SARS-CoV-2 que se inicia en China el año 2002 produciendo un Síndrome Respiratorio Agudo Grave que se dispersó por 37 países con una mortalidad muy superior al coronavirus actual.

En 2012 el MERS-CoV produjo el llamado Síndrome Respiratorio de Oriente que comienza en Arabia Saudí con una alta letalidad, un 35%.

A mediados de diciembre del 2019 comienza el brote de una nueva cepa de coronavirus del género Betacoronavirus, que no había sido descrita anteriormente en los seres humanos, en la ciudad China de Wuhan y que se denomina COVID-19.

2019-nCoV

Los coronavirus pertenecen a la familia CORONAVIRIDAE, se caracteriza por contener un RNA monocatenario con una nucleocápside helicoidal. Su envoltura constituida por tres proteínas (“M” de membrana, “E” de ensamblaje y ”S” glicoproteína espicular que facilita la unión del virus con la célula del hospedador).

Gracias a los esfuerzos realizados en un tiempo mínimo se ha conseguido la secuenciación del virus y la puesta a punto de técnicas para su diagnóstico microbiológico en concreto PCR que son específicas y sensibles.

En la Comunidad de Madrid se han centralizado los estudios microbiológicos en los Hospitales: La Paz, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón y 12 de Octubre.

Protocolo a seguir para detección de casos

El protocolo general que se está siguiendo actualmente con este virus  incluye hasta el momento:

1. Ponerse en contacto con la Dirección General de Salud Pública que decide si se trata de un caso sospechoso y autoriza el envío de las muestras.

2. Toma de muestra y tipo:

– Respiratoria superior (exudado nasofaríngeo preferiblemente) en torunda con medio de transporte para virus si el paciente está en su domicilio sin fiebre y otros signos.

Se enviará a una Unidad del SUMMA 112 para que realice la toma y recogida de la muestra, con el fin de evitar colapsos en las urgencias de los hospitales y  se realizaría traslado al hospital si fuese necesario.

– Respiratoria tracto inferior en casos hospitalarios podrán realizarse también esputo, aspirado nasofaríngeo, lavado broncoalveolar en adultos y en pacientes pediátricos se puede realizar un aspirado nasofaríngeo, todos ellos recogidos en envase estéril con tapón de rosca.

En todos los casos las muestras serán adecuadamente identificadas y se introducirán en triple envase de contención de muestras (embalaje de bioseguridad categoría B).

3. Derivación de la muestra al Servicio de Microbiología asignado.

4. Procesamiento de la muestra microbiológica mediante técnicas de PCR. El procesamiento incluye la extracción, amplificación y detección. El tiempo de realización es de 4 horas.

5. En caso de resultado positivo de la muestra se enviará la muestra evaluada al Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda (Madrid) para su confirmación como aseguramiento externo y se notificará a Salud pública.

Cuando el resultado es positivo solo en un tipo de PCR es recomendable recoger otra muestra posterior y realizar de nuevo las determinaciones.

Las PCR recomendadas y utilizadas a día de hoy para Coronavirus actual son técnicas de screening que detectan ARN viral contenido en las muestras de pacientes infectados. Concretamente una RT-PCR en tiempo real para el gen E (se trata de un gen génerico de betacoronavirus) y si es positivo se confirma con dos dianas más específicas del corovanavirus actual: un fragmento PdRP (específico del SARS-CoV-2) y el gen N.

Es importante conocer que para casos positivos en pacientes con gravedad se cuenta con unidades de aislamiento, pero no podemos dejar de recordar continuamente que actualmente la infección vírica produce una mortalidad menor del 2% en pacientes positivos en China donde se ha producido el mayor número de casos, siendo menor en otros lugares y hasta el momento la máxima se está producido en Irán.

En el resto del mundo se establece actualmente menos de 1% de la población infectada.

Hasta el momento el porcentaje de fallecidos más alta está en varones mayores de 65 años con problemas de base cardiovasculares y/o diabéticos.

Desde el punto vista del personal Sanitario profesional debemos transmitir la realidad que pasa por la calma y la seguridad, así como difundir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad entre las que se recoge la importancia del

lavado de manos, no tocarse los ojos, nariz y boca y no toser muy cerca de otra persona.

Desde el punto de vista microbiológico en Madrid se cuenta con los medios y preparación de los profesionales implicados. En estos momentos el esfuerzo y dedicación es de 24 horas/día.

Mª TERESA CORCUERA
Dra. en Ciencias Biológicas
Especialista en Microbiología y Parasitología