En cuatro años, España ha perdido 11.000 investigadores

En  el año 2013, el número de investigadores a jornada completa en España se ha reducido en 11.000 personas, según los últimos datos oficiales del INE (Instituto Nacional de Estadística).

En cuatro años, España ha perdido 11.000 investigadores

Es una mala época para la economía, y las consecuencias en el ámbito de la ciencia están siendo desastrosas. Los últimos datos sobre investigación se han dado a conocer recientemente y corresponden al año 2013.

Las cifras asustan: de los 134.653 investigadores que trabajaban a jornada completa en España en el año 2010, se ha pasado a 123.224 en el año 2013. Se trata de un descenso equivalente al 8,5% y que acerca las cifras de la investigación a los datos correspondientes al año 2007.

Por otra parte, el gasto en I+D en 2013 fue de 13.012 millones de euros, la cifra más baja desde el año 2006. Los mayores descensos con respecto al periodo de 2012 se dieron en las comunidades autónomas de Castilla y León, Cantabria y Castilla La Mancha.

Por su parte, las comunidades en las que se redujo menos esa inversión fueron Extremadura (donde aumentó) y Madrid.

Tristes noticias para la ciencia y la investigación

La investigación científica es uno de los motores principales para el progreso en cualquier sociedad, y las políticas de ahorro y recorte en el corto plazo pasan factura en el desarrollo económico a largo plazo.

Por otra parte, reducir las inversiones y el número de personas que trabajan en el sector provoca una pérdida importante de calidad en la investigación, cuyos efectos se hacen sentir también en las aplicaciones inmediatas.

Esta infografía sobre las consecuencias de la «investigación mal hecha» podría ayudarnos a reflexionar sobre la importancia de mantener unos niveles de calidad aceptables que conduzcan a un auténtico progreso en el futuro inmediato y a largo plazo.

Costs of Research Misconduct
(Fuente de la infografía: Visual.ly).

Comentarios cerrados.